Historia. Definición y cronología

INTRODUCCIÓN AL ESTUDIO DE LA HISTORIA

1.¿QUÉ ES LA HISTORIA?

La Historia es la ciencia que estudia nuestro pasado, lo que les ha ocurrido a las gentes que vivieron antes que nosotros. Sin saber nada de la Historia no sabríamos nada de porque hemos llegado hasta aquí; por tanto, la Historia es como nuestra memoria individual pero a nivel colectivo, sin lo que recordamos y sabemos de nuestro pasado no sabemos lo que somos.

2.MEDICIÓN DEL TIEMPO HISTÓRICO

En primer lugar, hacemos una primera división del tiempo, utilizando como referencia la fecha del supuesto nacimiento de cristo, diferenciando si un hecho ocurrió antes (a.c.) o después (d.c.). Esta división se ha utilizado habitualmente en la civilización occidental, donde el cristianismo ha tenido históricamente gran influencia cultural. También se utilizan las expresiones sin carácter religioso como antes de nuestra era (a.n.e.) o después de nuestra era (d.n.e.) o antes de la era común (a.e.c.) o en la era común (e.c.).

El hombre divide el tiempo en:
año: 365 días
lustro:5 años
década:10 años
siglo:100 años
milenio:1000 años

Para situar un acontecimiento en un siglo, debemos saber a qué siglo corresponde un determinado año. Partimos del siglo I, que incluye los años que discurren desde el año 1 hasta el 100. Algunos ejemplos serían:

-Siglo III, del año 201 al año 300.
-Siglo XI, del año 1001 al año 1100.
-Siglo XX, del año 1901 al año 2000.
-Siglo XXI, del año 2001 al 2100.

Para saber a qué siglo corresponde una fecha determinada se observa la cifra correspondiente a las centenas y se le suma 1. En el gráfico siguiente, se muestran algunos ejemplos prácticos para realizar estos cálculos.



Esta táctica no sirve para los años terminados en «00». En ellos la cifra o cifras que preceden a los dos ceros indican el siglo. Así, el año 100 pertenece al siglo 1, y el año 2000 al siglo XX.


3.¿EN QUE ETAPAS SE DIVIDE LA HISTORIA?

La Historia de los humanos es tan larga que hemos tenido que dividirla en varias fases para estudiarla mejor. La división tradicional del tiempo histórico que se ha hecho en Europa se basa en su fragmentación en cinco etapas:

  • PREHISTORIA. Esta etapa va desde que apareció el hombre hasta que descubrió la escritura y aprendió a escribir hace 4000 años. La prehistoria a su vez podemos dividirla en: Edad de Piedra, que incluye Paleolítico (hombres cazador y recolector), Mesolítico (transición)  y Neolítico (hombre agricultor y ganadero) y Edad de los Metales (incluye Calcolítico o Edad del Cobre, Edad del Bronce y Edad del Hierro)
  • EDAD ANTIGUA. Esta etapa va desde que apareció la escritura hasta que se hundió el Imperio Romano, en el siglo V. En el ámbito occidental podemos distinguir varias etapas: el periodo de las Grandes Civilizaciones (Mesopotamia y Egipto), Grecia y helenismo y civilización romana. De todos modos, fuera del ámbito mediterráno-occidental también se desarrollaron grandes civilizaciones en la península indostánica o en China.
  • EDAD MEDIA. Esta etapa va desde que acaba la Edad Antigua hasta el descubrimiento de América o la caída de Constantinopla en el siglo XV. Podemos distinguir una Alta Edad Media (ss.V-X), una Plena Edad Media (ss X-XIII) y una Baja Edad Media (ss.XIV-XV).
  • EDAD MODERNA. Esta etapa va desde que acaba la Edad Media hasta la revolución francesa a finales del siglo XVIII. A su vez la podemos dividir en el Siglo del Renacimiento (s.XVI), el Barroco (siglo XVII) y el Siglo de las luces o siglo XVIII.
  • EDAD CONTEMPORÁNEAEsta etapa va desde que acaba la Edad Moderna hasta la actualidad, en el siglo XXI. En este periodo podemos distinguir varias fases: la época de la Primera Revolución Industrial y las revoluciones liberales (hasta 1870), la fase del Imperialismo y la Segunda Revolución Industrial (hasta 1914), periodos bélicos y de entreguerras (1914-1945) e Historia del mundo actual (desde el fin de la Segunda Guerra Mundial a la actualidad).



4.FUENTES HISTÓRICAS

Las fuentes históricas son la materia prima que emplea el historiador para recuperar el pasado. Sin uso adecuado de las fuentes no existe rigor en el trabajo histórico y no podemos hablar de ciencia histórica. Existen dos tipos de fuentes: primarias y secundarias.


























Una propuesta de clasificación de fuentes históricas más detallada puede consultarse en este enlace

Para ver algunos ejemplos de fuentes históricas primarias PINCHAR AQUÍ.

En esta actividad de Jclic realizada por el profesor Manuel Payán los alumnos pueden reforzar sus conocimientos sobre las etapas de la Historia.